Desvanecedor de Manchas Cafés DMe-50

Mancha cafés

Este es un producto diseñado en la Universidad Iberoamericana a través de nanotecnología, de manera que permite a sus nano nutrientes penetrar efectivamente las capas de la piel ayudando a mejorar su aspecto. Esta acción permite desvanecer las manchas cafés de las manos (léntigos solares) ya que ayuda naturalmente a la piel a mejorar su estructura lo cual trae como resultado el desvanecimiento.

Desvanecedor

Este producto se posiciona entre la dermis y la epidermis en unos cuantos segundos, logrando nutrir desde adentro y logrando desvanecer las manchas cafés (léntigos solares) causadas por la edad y el sol, también conocidas como flores de cementerio. El tratamiento debe prolongarse durante tres meses, tiempo al cual se empiezan a notar los cambios.

Es un Serum espreable (asperjable) compuesto de extractos purificados de complejos botánicos como del género Pisum sativum L., es de color amarillo claro de olor característico, 100% natural.

Uso

Lavar perfectamente las manos y aplicar el desvanecedor con ambas manos sobre el dorso y palma de las manos. Repetir dos veces al día, con masajes suaves sobre todo donde existe la presencia de manchas causadas por la exposición al sol hasta que el Serum se haya absorbido. No usar crema ni ningún otro producto como cremas o protectores solares, por lo menos dos horas después de aplicado el desvanecedor.

Función

Principalmente actúa sobre las dos primeras capas de la piel, nutriendo las células subcutáneas. De esta manera, incrementa el espesor y regula la humedad y la actividad de biosíntesis de las proteínas estructurales de la piel, evitando el deterioro causado por la edad y los rayos UV.

Beneficios

Después de un uso constante de tres meses se mejora notablemente la elasticidad, humectación y tonicidad de la piel de las manos, disminuyendo las manchas obscuras que son consecuencia de la concentración de melanina (manchas obscuras) y el decremento del espesor de la piel.

Almacenamiento

Conserve el Serum en su envase original a una temperatura no mayor de 25°C, sin exponerse al sol ni a humedades relativas altas.